Las palabras son pistolas cargadas

jueves, mayo 05, 2005

"Grandiloquent Dictionary"

El Grandiloquent Dictionary es una de esas curiosidades que se pueden encontrar de vez en cuando en Internet. Según Chris Bird, su autor:

This is the result of an ongoing project to collect and distribute the most obscure and rare words in the English language. It also contains a few words which do not have equivalent words in English. At present, the dictionary contains approximately 2300 words, though it is constantly growing.

(Este es el resultado de un proyecto en curso para recopilar y difundir las palabras más extrañas y desconocidas de la lengua inglesa. También incluye un pequeño número de términos que carecen de equivalente en inglés. En este momento, el diccionario contiene aproximadamente 2.300 palabras, aunque está en constante crecimiento.)


Se puede consultar en línea o descargarlo como fichero en formato Adobe Reader (PDF).

La inmensa mayoría de los términos que contiene el Grandiloquent Dictionary son de procedencia grecolatina. Esto, a mi juicio, dice mucho del concepto que los angloparlantes tienen de lo que es una palabra "grandilocuente". Desde la invasión normanda de Inglaterra en 1066 se han ido incorporando al inglés palabras de origen latino y griego, hasta alcanzar un 60% ó 70% del léxico total (las cifras varían), pero, aunque han transcurrido casi mil años, parece que el "genio" de la lengua inglesa aún no las considera tan "propias" como las de origen germánico.

Debo confesar que la mayor parte de los términos que figuran en este diccionario me eran desconocidos, y que algunos me arrancaron una sonrisa:

jumentuous - Smelling like horse urine
(jumentoso - Que huele a orina de caballo)

ultracrepidarian - One who speaks or offers opinions in subjects they know nothing about
(ultracrepidario (¿? ¿Alguna traducción mejor?) - Alguien que habla o da su opinión sobre materias que no conoce)
(A veces me siento así...)

Muchas de las palabras contenidas en el Grandiloquent Dictionary provienen de la Medicina, entre ellas una amplia selección de fobias:

belonephobia - A fear of pins and needles
(belonefobia - Miedo a los alfileres y agujas)

xeniatrophobia - A fear of going to strange or foreign doctors
(xeniatrofobia (¿?) - Miedo a acudir a médicos desconocidos o extranjeros)

Pero los criterios para incluir palabras en este diccionario, pese a la explicación que nos ofrece su autor, no quedan claros. Por ejemplo:

junta - All the people who are involved in some form of political intrique [sic]
(junta - Todas aquellas personas implicadas en algún tipo de intriga política)

Dejando a un lado la errata de *intrique por intrigue y la definición, que es discutible (el Collins COBUILD English Dictionary la define como a military government that has taken power by force, and not through elections, que me parece más ajustada), junta no parece una palabra tan extraña como para que su inclusión esté justificada en una recopilación de "las palabras más extrañas y desconocidas de la lengua inglesa". Según The Bank of English (la base de datos a partir de la que se elaboró el Collins COBUILD), la frecuencia del término junta en inglés es comparable a la de palabras como abundant, crossroads, fearless y missionary, que no figuran en el Grandiloquent Dictionary.

De todas maneras, no hay que tomarse demasiado en serio esta obra, de la misma manera que hay que tomar cum grano salis toda la información que aparece en Internet de fuentes no contrastadas. Como dije al principio, el Grandiloquent Dictionary se trata de una curiosidad, más que de una herramienta para traductores y estudiosos de la lengua inglesa. Así que seguiré fiel al New Oxford Dictionary y al Collins COBUILD.

Si los hombres entendieran bien los peligros que implica el uso de ciertas palabras, los diccionarios en las vitrinas de las librerías llevarían una faja roja con la frase: 'Explosivo... manejar con cuidado' (si les hommes comprenaient mieux les dangers que comporte l'emploi de certains mots, les dictionnaires, aux devantures des librairies, seraient enveloppés d'une bande rouge: 'Explosifs. A manier avec soin') (Andrè Maurois)

2 Comments:

  • Gracias por el enlace. Estoy de acuerdo contigo.

    Cuando quieren parecer más cultos o más impresionantes muchos angloparlantes prefieren las palabras de origen latino y griego.

    Pero las palabras de origen germánico pueden ser muy poderosas en la prosa o en la poesía (por ejemplo, en las poemas de Seamus Heaney de Irlanda).

    By Blogger Yotro, at viernes, mayo 06, 2005 11:31:00 p. m.  

  • Sera que todos somos un poco ultracrepidarios?

    By Anonymous Learn English, at jueves, mayo 08, 2008 9:26:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home


 
Get Firefox!