Las palabras son pistolas cargadas

miércoles, mayo 18, 2005

Prensa: Ciego y Sordo

Puede que alguna persona deje de leer esta bitácora, o incluso de dirigirme la palabra, pero tengo que admitirlo: de la misma manera que Haley Joel Osment en ocasiones veía muertos, en ocasiones leo Marca.

¿Y por qué leo prensa deportiva, en vez de dedicar mi tiempo a leer obras del canon clásico, como nos exige Harold Bloom (al que, por cierto, el periodista Juan Pedro Quiñonero dedicó ayer una entrada demoledora en su bitácora Una Temporada en el Infierno)? Lo cierto es que el deporte me interesa cada vez menos, salvo la Fórmula 1, a la que me «enganché» en la época de Nigel Mansell. Pero quienes me conocen saben que tengo la costumbre (o la manía, según se mire) de dirigir mi mirada hacia cualquier texto escrito que haya en mi campo de visión. Cuando tomo un café con mis amigos suelo echarle un vistazo a la prensa que haya en el local; si no hay otro periódico, acabo leyendo Marca. No es un ejercicio intelectual muy estimulante, lo sé, pero si uno está atento a veces puede encontrar en este diario verdaderas perlas.

En la página 44 de su edición de ayer, Marca publicaba la noticia (firmada por un periodista al que llamaremos A.G.) de que la escudería Citröen Sport había despedido a uno de sus dos pilotos en el Mundial de Rallys a causa de sus deplorables resultados durante esta temporada. Puesto que a Citröen apenas le queda tiempo para inscribir a sus pilotos antes del próximo rally de Turquía, el director de la escudería le pidió a Carlos Sainz, retirado el pasado mes de octubre, que participara en esta prueba, con el fin de que la escudería disponga de más tiempo para fichar un nuevo piloto. La noticia se cerraba con el siguiente párrafo:
Esta suplencia forzosa podría tener como moneda de cambio que Dani Sordo, representado por Sainz, tenga una oportunidad en el futuro cercano con un WRC [World Rally Car] de Citröen. Sainz, que confía ciegamente en Sordo, podría encontrar una vía en Citröen para que la proyección del cántabro se vea recompensada.
[La negrita, obviamente, es mía. La noticia se puede leer en Internet, aunque el texto no coincide con el de la edición impresa, y este párrafo ha desaparecido.]

¿Ha sido un desliz del redactor? ¿Le faltó pericia lingüística para buscar alternativas, como «que tiene plena/total confianza», «que confía plenamente», «que ha depositado toda su confianza» y otras muchas? ¿O intentaba (con poco éxito) hacer un gioco di parole? ¿No hay un revisor en Marca que impida que frases tan poco afortunadas como esta lleguen a publicarse? Y, dejando a un lado esta «perla», lo más importante: ¿cómo es posible que, después de cuatro años en la Universidad y un largo período de prácticas, un periodista que trabaja en el periódico más leído de España redacte una noticia de una manera tan pobre?

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. (Oscar Wilde)

1 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home


 
Get Firefox!