Las palabras son pistolas cargadas

sábado, diciembre 02, 2006

Traducción: Claudio Rodríguez y la traducción de poesía (II)

Como anuncié aquí ya hace unas semanas, se están celebrando estos días en Zamora unas jornadas sobre traducción poética: Claudio Rodríguez y la traducción de poesía.


Qué delicia sentir bajo los pies el empedrado de las viejas calles zamoranas; qué delicia cruzar el Puente de Piedra y contemplar desde allí el casco antiguo y la catedral románica en una mañana de otoño.

Qué delicia elevarse, siquiera por unas horas, sobre las miserias y mezquindades con las que somos bombardeados a diario; qué delicia disfrutar de la música de los poemas de Claudio Rodríguez, no sólo en su limpio y sencillo castellano, sino también, gracias al esfuerzo de sus traductores, en alemán, francés, inglés, italiano y portugués. Qué delicia reencontrarse con el poeta de la luz, de la alegría de vivir, del río Du(rad)ero, de su (de mi) tierra.

Como si nunca hubiera sido mía,
dad al aire mi voz y que en el aire
sea de todos y la sepan todos
igual que una mañana o una tarde.

(Don de la ebriedad, Libro Primero, IX)

Technorati tags:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

<< Home


 
Get Firefox!